Delicioso Roscón de Reyes: Receta fácil y exquisita

Delicioso y esponjoso, el roscón de Reyes es el dulce que te transportará al festivo encanto de la tradición. Receta fácil, ¡sorprende a todos!

El Roscón de Reyes es un pan dulce y esponjoso que se ha convertido en una tradición deliciosamente deliciosa en el día de Reyes. Es el postre perfecto para disfrutar en familia mientras se espera la llegada de los regalos. Sin embargo, muchos de los roscón de Reyes comerciales que se encuentran en el mercado tienen poca calidad y se deterioran rápidamente, dejando un sabor amargo en la boca. Pero no te preocupes, porque hoy te traigo una receta casera de Roscón de Reyes de alta calidad que hará que tus papilas gustativas se vuelvan locas de felicidad.

La vida es como un Roscón de Reyes, a veces dulce, a veces amarga, pero siempre vale la pena disfrutarla hasta el último bocado.

Ingredientes para 6 personas:

– 160g de prefermento.

– 500g de harina de fuerza.

– 80g de azúcar.

– 20g de levadura fresca o 6g de levadura seca.

– 3 huevos + 1 para pintar el roscón.

– 2 cucharadas de agua de azahar.

– 3 cucharadas de ron.

– Ralladura de limón y de naranja.

– Dos cucharadas de esencia de vainilla.

– 50ml de leche.

– 60g de mantequilla a temperatura frigorífico.

– Una pizca de sal.

– Frutas escarchadas, almendras laminadas, azúcar avainillado para decorar.

Pasos para hacer el Roscón de Reyes casero y fácil:

a. Preparación del prefermento:

Comenzamos mezclando 100g de harina de fuerza, 60g de leche y 1g de levadura fresca (o levadura seca) en un bol. Dejamos que esta mezcla repose durante toda la noche para que fermente y se convierta en nuestro delicioso prefermento.

b. Preparación de la masa:

En el mismo bol del prefermento, agregamos la harina de fuerza restante, los huevos, el azúcar, el agua de azahar, la esencia de vainilla, el ron, la ralladura de limón y naranja, y una pizca de sal. Poco a poco, vamos añadiendo la leche hasta obtener una masa consistente que se pegue un poco a las manos. Amasamos durante 5 minutos y luego añadimos la levadura y la mantequilla a temperatura frigorífico. Seguimos amasando durante otros 10 minutos hasta obtener una masa suave y elástica.

c. Forma y fermentación final:

Sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para eliminar el exceso de gas. Dejamos que repose durante 15 minutos. Luego, le damos forma de roscón haciendo un agujero en el centro y estirando la masa en forma de rosca. Colocamos el roscón sobre papel de horno y lo dejamos fermentar durante otras 2 horas, hasta que doble su tamaño y se vea esponjoso y delicioso.

d. Horneado:

Antes de hornear, pintamos el roscón con huevo batido y lo decoramos con frutas escarchadas, almendras laminadas y azúcar avainillado para darle un toque festivo y delicioso. Precalentamos el horno a 180°C y horneamos el roscón durante 5 minutos. Luego, cubrimos el roscón con papel de aluminio para evitar que se queme y lo horneamos durante otros 5 minutos, hasta que esté dorado y delicioso. Una vez fuera del horno, dejamos que se enfríe antes de abrirlo por la mitad y rellenarlo con nata, trufa u otros ingredientes deliciosos. No te olvides de insertar la haba y el premio para añadir un poco de emoción a la tradición.

El Roscón de Reyes casero es mucho más delicioso y satisfactorio que cualquier versión comercial que puedas encontrar. Con esta receta, podrás disfrutar de un roscón esponjoso, aromático y lleno de sabor. Además, puedes personalizarlo con tus rellenos favoritos y sorprender a tus seres queridos en el día de Reyes. Así que no pierdas más tiempo y ponte manos a la masa. ¡Feliz día de Reyes!

Ampliación del contenido:

– Recetas de Navidad adicionales.

– Consejos para conservar el Roscón de Reyes.

– Origen e historia del Roscón de Reyes.

– Variantes y rellenos tradicionales del Roscón de Reyes.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.