Deliciosos Canelones de Carne Picada y Bechamel: Una Receta Irresistible

Deliciosos canelones rellenos de carne picada y cubiertos con una suave bechamel. Una explosión de sabores en cada bocado.

Los canelones de carne picada y bechamel son una deliciosa opción para aquellos que buscan un plato reconfortante y lleno de sabor. Aunque comparten ingredientes con la lasaña, los canelones se diferencian en su forma de preparación y presentación. En este artículo, te enseñaré cómo hacer unos canelones de carne picada y bechamel que te dejarán con ganas de repetir.

La cocina es el lugar donde la magia ocurre. Y en el caso de los canelones de carne picada y bechamel, esa magia se transforma en una explosión de sabores que te hará salivar solo de pensarlo.

Ingredientes para 4 personas

Para preparar los canelones de carne picada y bechamel, necesitarás los siguientes ingredientes:

Para los canelones:

  • 16 placas de canelones precocidas
  • 500g de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 300g de tomate triturado
  • 1 cucharadita de orégano
  • 50g de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 400ml de leche
  • 30ml de aceite de oliva
  • 30g de harina
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta blanca al gusto

Pasos para preparar los canelones

1. Preparar el relleno de los canelones:

Comencemos por preparar el relleno de los canelones. En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y agrega la cebolla, la zanahoria y los ajos picados. Cocina a fuego suave durante aproximadamente 5 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.

Leer también:  Salsa Carbonara Sin Nata: Una Delicia Auténtica

A continuación, añade el tomate triturado y el orégano. Cocina durante otros 10 minutos a fuego suave para que los sabores se mezclen bien.

Una vez que la salsa de tomate esté lista, agrega la carne picada a la sartén y cocina a fuego fuerte durante unos 5 minutos más, hasta que esté bien cocida. No te olvides de sazonar con sal y pimienta al gusto.

2. Preparar la bechamel:

Mientras el relleno de los canelones se cocina, es hora de preparar la deliciosa bechamel. En una cazuela, calienta el aceite de oliva y agrega la harina. Cocina durante unos 2 minutos, removiendo constantemente.

A continuación, agrega la leche en tres partes, removiendo bien después de cada adición para evitar que se formen grumos. Sazona con sal, pimienta blanca y nuez moscada al gusto. Retira la cazuela del fuego y reserva la bechamel.

3. Rellenar las placas de canelones:

Una vez que el relleno de los canelones esté listo y la bechamel preparada, es hora de rellenar las placas de canelones. Para facilitar el proceso, puedes hervir las placas de canelones precocidas previamente para ablandarlas.

Coloca una porción de relleno en cada placa de canelón y enróllala. Coloca los canelones rellenos en una fuente de horno previamente engrasada con un poco de bechamel en el fondo.

4. Cubrir con bechamel y queso rallado:

Una vez que todos los canelones estén en la fuente de horno, cúbrelos con el resto de la bechamel que preparaste anteriormente. Asegúrate de que todos los canelones estén bien cubiertos.

Finalmente, espolvorea queso rallado por encima de los canelones. Esto le dará un toque de gratinado delicioso.

Leer también:  Deliciosos pasteles de Belem para disfrutar al máximo

5. Hornear y disfrutar:

Calienta el horno a 200ºC y coloca la fuente de canelones en el horno precalentado. Hornea durante aproximadamente 10 minutos, o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.

Una vez que los canelones estén listos, retíralos del horno y sírvelos calientes. Puedes acompañarlos con una ensalada fresca o verduras al vapor para equilibrar el plato.

Consejos adicionales en la preparación

Para que tus canelones de carne picada y bechamel sean aún más deliciosos, aquí tienes algunos consejos adicionales:

  • Añade un poco de nuez moscada a la bechamel para darle un toque de sabor adicional.
  • Sirve los canelones acompañados de una ensalada fresca o verduras al vapor para equilibrar el plato.
  • Si quieres variar el relleno de carne picada, puedes añadir otras verduras como pimiento rojo o champiñones.
  • Si te sobran canelones, puedes congelarlos antes de hornear para tener una comida lista para otro día.

Los canelones de carne picada y bechamel son una opción deliciosa y reconfortante para cualquier ocasión. Con una combinación perfecta de sabores y texturas, estos canelones seguramente se convertirán en uno de tus platos favoritos. Así que no pierdas más tiempo y prueba esta receta hoy mismo. ¡Buen provecho!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.